Jueves, 25 de Agosto de 2011 09:34

Evolución de la emergencia social

por  Psicoform

La media anual es del 29,82% de la población que perciben que se ha de levantar la emergencia social, desde la primera toma en diciembre del 2009 donde la emergencia era más que necesaria, el 82% de la población se manifestaba a favor de mantenerla, hasta diciembre del 2010 donde un tercio de la población ya está de acuerdo en levantarla. En verano es el periodo donde mayor porcentaje de persona se muestra en acuerdo de levantar la emergencia social (44%), esto se debe a la mejora del optimismo social que se produce en épocas estivales.

 

Teniendo en cuenta que el mantenimiento de la tasa de desempleo a lo largo del 2010  es estable y comparando los gráficos entre tasas de empleo y emergencia social, vemos que en la primera oleada de diciembre 2009, se producía el mayor aumento de desempleo, lo que activaba el proceso de alarma en la población, a partir de las siguientes oleadas observamos un mantenimiento de las tasas de desempleo en torno al 28% de la población, mientras que la percepción de la alarma va bajando de forma constante (a excepción del periodo estival)

Una vez que la media se estabiliza en torno a un tercio de la población, podemos decir que la alarma social es un recurso que si bien sigue siendo percibido como necesario, realmente no se justifica mantenerlo en estos momentos, ya que la estabilidad en las tasas de desempleo permitirá una política de adaptación de la población a las circunstancias de crisis generalizada.